Información de la revista
Vol. 13. Núm. SC1.
Páginas 9216 (Agosto 1999)
Respuestas rápidas
Compartir
Compartir
Más opciones de artículo
Vol. 13. Núm. SC1.
Páginas 9216 (Agosto 1999)
Acceso a texto completo
BROTE DE GASTROENTERITIS AGUDA POR VIRUS ESFÉRICOS, DE PEQUEÑO TAMAÑO Y NO ESTRUCTURADOS EN UNA RESIDENCIA DE ANCIANOS
Visitas
1972
J. Segura del Pozo, L. Velázquez Buendía, A. De la Loma, I. Herrera
Este artículo ha recibido
1972
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Estadísticas
Texto completo

BROTE DE GASTROENTERITIS AGUDA POR VIRUS ESFÉRICOS, DE PEQUEÑO TAMAÑO Y NO ESTRUCTURADOS EN UNA RESIDENCIA DE ANCIANOS

J. Segura del Pozo (*), L. Velázquez Buendía, A. De la Loma, I. Herrera

Servicio de Salud Pública del Área III- Consejería de Sanidad y Servicios Sociales de la Comunidad de Madrid; Centro Nacional de Microbiología-ISCIII.

C/ Violeta 63. 28760-Tres Cantos. Telf. 91-8038698. j.segura@mx4.redestb.es

Antecedentes y/o objetivos: Existen abundantes referencias a la implicación de calicivirus en brotes de gastroenteritis en residencias de ancianos. Sin embargo la información sobre los virus esféricos, de pequeño tamaño y no estructurados es escasa. Su significación epidemiológica está en discusión. Se han descrito algunos brotes en instituciones cerradas asociados a alimentos (ostras, gambas, fresones y otros vegetales de consumo crudo). El 19 de abril de 1999 se notificó un brote de gastroenteritis aguda en una residencia de ancianos de Alcalá de Henares. Se inició una investigación con el fin de controlar el brote y estudiar sus determinantes.

Métodos: A) Selección de casos: Se definió caso como residente o trabajador de la institución con diarrea o vómitos a partir del 20 de marzo de 1999 y sin otra patología orgánica que los justificara. Se definió como recaída al caso que había tenido otro episodio anterior con más de tres días asíntomaticos de intervalo B) Recogida de datos: Inicialmente se identificaron los casos posibles a partir del registro de enfermería. Posteriormente se encuestaron a 32 casos entre los residentes y a 12 entre el personal. La información recogida perfiló los procesos de trabajo y los flujos de personas y alimentos en la residencia. Se analizó la presencia de parásitos y bacterias o sus toxinas en 11 muestras de heces. Otras 8 muestras fueron visualizadas por microscopía electrónica para buscar la presencia de virus enteropatógenos. C) Métodos estadísticos: Se estimaron las tasas de ataque (TA) entre residentes de los diferentes módulos, comedores, condición de invalidez, etc. y entre las categorías profesionales, turnos y tareas asignadas del personal. Se compararon las TA entre los expuestos y no expuestos a los riesgos estudiados, estimando el Riesgo relativo (RR) y calculando su intervalo de confianza al 95% (IC 95%). Posteriormente se realizó un análisis estratificado para las variables más significativas. Se mapeó la localización de los casos por habitación y sitio asignado en los comedores.

Resultados: El brote afectó a 168 residentes (TA= 29,6%) y a 29 trabajadores (TA= 15,8%) entre el 20 de marzo y el 25 de abril. El 20,4% de los casos tuvieron recaídas. Los picos de casos se dieron alrededor de todos los fines de semana de este período, excepto los correspondientes a las vacaciones de Semana Santa. El pico de casos entre los trabajadores se produjo al final del brote, un día antes del último y más intenso pico entre los residentes. Entre los residentes los riesgos implicados fueron: Usar el comedor de la primera planta (RR=2,3; IC 95%: 1,8-2,9), vivir en la 1ª planta (RR= 2,5; IC 95%: 2-3,2). Entre los trabajadores: trabajar en la 1ª planta (RR=5,7;IC 95%: 2,1-15,9). En 4 de las 8 muestras de heces analizadas se visualizaron virus esféricos, de pequeño tamaño, no estructurados. Una de las muestras correspondía a una persona con una recaída. El brote cesó a los tres días de reforzarse las medidas higiénicas y de aislamiento de enfermos.

Conclusiones: El inicio del brote pudo deberse a un trabajador enfermo, favoreciéndose su diseminación persona a persona por el mayor riesgo de contacto oral-fecal entre los residentes más inválidos (especialmente, en su comedor) y entre los trabajadores enfermos y estos. Otros factores posiblemente implicados fueron: incorrectas prácticas higiénicas, escasez de materiales higiénicos y política de sustituciones del personal.

Idiomas
Gaceta Sanitaria

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.